martes, 3 de noviembre de 2015

¿Qué es la atención centrada en la persona?




¿Te has planteado cómo te gustaría ser tratad@ si algún día necesitas ayuda? Seguro que para ti y para los tuyos te gustaría recibir la mejor de las atenciones. Quizá te convenza este modelo del que voy a hablar hoy.

Desde hace ya algunos años, dentro del ámbito de la atención gerontológica, se viene planteando la necesidad de un cambio en el paradigma que rodea a los servicios a personas mayores. Y este cambio no se refiere a un tipo de técnica u otra, o a un tipo de procedimiento u otro. Se trata de cambios más globales y más profundos. Se plantea la necesidad de cambiar el modelo que se sigue en la atención a los mayores, por parte de todos los profesionales que trabajan en el ámbito. El cambio permitiría pasar de un modelo centrado en satisfacer las necesidades de la persona, a otro donde ésta sería el eje principal, en base a sus opiniones, derechos, gustos, preferencias,... La autonomía y bienestar subjetivo de la persona serían lo primordial.

Este nuevo modelo se ha llamado de atención centrada en la persona (ACP). Pero, ¿qué es y en qué consiste?

La ACP es un enfoque novedoso y actual en la intervención con personas mayores, principalmente en centros o servicios donde estas acudan. Su objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas mayores, a partir del ejercicio de su autonomía y primando su bienestar subjetivo.

Todo esto implica un cambio de perspectiva, de actitud y de procedimientos a la hora de trabajar en el ámbito gerontológico. 

A continuación os cuento cuáles son las características principales que definen el modelo de ACP.

Desarrollar la autonomía

Desde este modelo se busca el respeto a los gustos, opiniones, preferencias,... de la persona mayor, tratando de que ella sea el eje principal en torno al que giran los servicios y planes profesionales. Pero además, y sobre todo, se busca que la persona pueda tomar sus propias decisiones, que participe en las rutinas diarias y esté implicada en la vida social del centro o servicio. Ella será la que dirija sus planes de vida.

Atención personalizada

Respetar nuestros gustos y preferencias implica que la atención sea personalizada, construida en base a las características que nos definen, haciendo hincapié en nuestras habilidades y capacidades (más que en nuestros déficits). Nuestra biografía e historia de vida son la representación de lo que somos, de la persona como la que nos hemos desarrollado. 
La atención, además, es integral, teniendo en cuenta las esferas física, psicológica y social que forman parte de la persona.

Respeto a la dignidad e intimidad

Todos tenemos nuestra dignidad por el hecho de ser personas, de la cual se desprende un trato amable, con respeto a nuestras decisiones, preferencias, costumbres, hábitos, valores, ser tratados como adultos y con protección a nuestra intimidad. Todos, aunque nos encontremos en una situación de dependencia (necesitamos la ayuda de los demás), tenemos asuntos que son sólo nuestros, que forman parte de nuestra privacidad. 

Entorno positivo

Este modelo busca el desarrollo de entornos agradables, significativos y cotidianos para la persona mayor. Es por eso que se trata de generar cambios en el ambiente (físico y social), que permitan que la persona se sienta como en su casa, perciba el centro o servicio como lo más parecido a un hogar.
Además, se pretenden fomentar en este entorno las relaciones sociales, enfatizando las semejanzas entre las persona que comparten espacio, más que las diferencias. 

Teresa Martínez es una de las impulsoras de este modelo, que describe en base a este decálogo:

1. Todas las personas tenemos dignidad.
2. Cada persona somos única.
3. La biografía es la razón esencial de nuestra singularidad.
4. Las personas tenemos derecho a controlar nuestra propia vida.
5. Las personas con grave afectación cognitiva también tienen derecho a ejercer su autonomía.
6. Todas las personas tenemos fortalezas y capacidades.
7. El ambiente físico influye en nuestro comportamiento y bienestar.
8. La actividad cotidiana tiene una gran importancia en el bienestar de las personas.
9. Las personas somos independientes.
10. Las personas somos seres multidimensionales sujetos a cambios. 

En definitiva, lo que se busca con este modelo es que el foco de atención pase de estar en el servicio (que trata de satisfacer una serie de necesidades que presentan las personas) a estar en la persona, eje en torno al que giran las atenciones. Esta persona tiene una biografía, unas características concretas y unos derechos que ejercer. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntanos lo que quieras!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...