martes, 12 de julio de 2016

¿Y si envejecer estuviera de moda?



A veces me pregunto: ¿qué pasaría si, en lugar de estar de moda ser joven, estuviese de moda ser mayor? ¿Te lo imaginas?

Los valores que la sociedad nos inculca desde que nacemos nos hacen comportarnos de una otra forma, en función de esas normas sociales implícitas, que no vemos. 

Como ya os he contado en otras entradas, los medios de comunicación tienen una gran influencia en crear y difundir esas normas implícitas que, sin ser conscientes incluso, obedecemos.

Una de estas normas que nos inculca la sociedad actual es que debemos ser jóvenes a toda costa o, al menos, parecerlo. Esto implica valorar de forma exponencial todo aquello que se asocie con lo joven: vestirse como una persona joven, disimular las arrugas de la piel, teñirse el pelo para ocultar las canas...¿Quién dice qué es vestirse como una persona joven o como una persona mayor? 

Al contrario, todo aquello que se asocia con hacerse mayor, con el envejecimiento, se concibe como algo negativo y a evitar. ¿Quién no conoce a esa persona de 50 años que se niega a utilizar gafas para la presbicia (aunque las necesite)?, ¿o a aquella de 60 que se niega a desvelar su edad?, ¿o a esa otra de 70 que se niega a usar bastón (aunque le haga falta)? 

Esto despierta en algunas personas un miedo terrible a hacerse mayores, influenciadas por esas normas sociales que nos inculcan el valor positivo de la juventud (frente al negativo del envejecimiento).

Podríamos decir que está "de moda" ser joven y todo lo que a ello se asocia. Pero, ¿y si de repente se pusiese de moda ser mayor, envejecer y las canas? Pensemos por un momento qué pasaría.

Todo el mundo luciría sus canas tranquilamente, incluso los jóvenes se teñirían el pelo del color de las canas. Utilizaríamos cremas y maquillaje para resaltar las arrugas de la cara. Todos querríamos tener una gafas, aunque realmente no tuviésemos presbicia. Contaríamos multitud de experiencias vitales, aunque realmente no las hubiésemos vivido. ¡Estaríamos deseando jubilarnos! (Ups, creo que eso ya lo desean muchos hoy en día). 

¿Qué tontería verdad? 

Pues la misma tontería es que hagamos de nuestra sociedad un culto a la juventud. Una parte de ella está formada por personas jóvenes, pero otra está compuesta por personas adultas y mayores. No importa la edad, simplemente es un número que indica cuánto tiempo  hace que formas parte de ella.

Ahora, en este momento, cada uno de nosotros se encuentra en una etapa vital diferente. No importa que valoremos lo joven o lo viejo, si lo que tenemos en el presente es el AHORA. Tus características que te definen, tus caminos, tus posibilidades y tus proyectos. 

Valora lo que tienes, hoy, ahora.


2 comentarios:

Cuéntanos lo que quieras!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...